Capriccio Stravagante

Día 11 de agosto, Castillo del Papa Luna, 22.30 h

Capriccio Stravagante
Skip Sempé, clavecín y dirección
Obras de Cara, Selma y Salaverde, Ortiz, Caccini, Marais y Bach

Capriccio Stravagante trío
Julien Martin, flauta
Josh Cheatham, viola da gamba
Skip Sempé, clavecín

Programa del concierto

I
Marchetto Cara (1470-1525) -  Cantai mentre il core
Bartolomeo de Selma y Salaverde (fl.1638) - Canzona a 2, soprano e basso
Diego Ortiz (1510 - 1570) - Recercada quarta
Giulio Caccini (circa 1550-1618) - Odi Euterpe
Bartolomeo de Selma y Salaverde - Vestiva I colli
Diego Ortiz - O felici occhi miei
Cipriano de Rore (1516-1565), Girolamo dalla Casa (-1601) - Ben qui si mostra’l ciel
Pierre Sandrin (1490 - 1561)/D. Ortiz - Doulce mémoire
Cipriano de Rore (1515/16 - 1565), Giovanni Battista Spadi (1609) - Ancor che co’l partire
Diego Ortiz - Recercada segunda

II
Marin Marais (1656-1728) - Suite de Pièces de violes (Livre V)
Prélude - Allemande - Gigue La Pagode - Sarabande - Chaconne

III
Johann Sebastian Bach (1685-1750) - Sonata en Fa, BWV 1035
Adagio ma non tanto – Allegro – Siciliano – Allegro assai

Capriccio Stravagante

Capriccio Stravagante es reconocido mundialmente por sus memorables interpretaciones de música renacentista y barroca.

Skip Sempé fundó Capriccio Stravagante en 1986, siendo el primer grupo francés distinguido internacionalmente en la interpretación de música de cámara dedicado básicamente a música de los siglos XVII y XVIII. Es un ensemble muy flexible que ofrece conciertos desde el formato mínimo de tres intérpretes hasta proyectos de mayor envergadura, incorporando también la Orquesta del Renacimiento Capriccio Stravagante y Capriccio Stravagante Les 24 Violons.

Desde sus orígenes los músicos que componen Capriccio Stravagante han desarrollado un trabajo muy exigente tanto individual como colectivamente, desarrollando una libertad en la expresión ilimitada, un espectacular y potente sonoridad así como la excelencia vocal. El éxito reside en la selección de los mejores intérpretes para cada momento por el propio Skip Sempé.

Tanto las actuaciones en directo como la edición discográfica de Capriccio Stravagante y Skip Sempé han contado con espectaculares críticas y elogios a nivel mundial.

Los premios otorgados a las grabaciones de Capriccio Stravagante han hecho que el ensemble sea reconocido como uno de los grupos de referencia en la interpretación de las música del renacimiento y barroco de las últimas décadas.

Skip Sempé

Virtuoso clavecinista además de director y fundador de Capriccio Stravagante, es una de las personalidades más prestigiosas en el mundo de la música renacentista y barroca. Creció en Nueva Orleans, estudió música, musicología, organología e historia del arte en el Oberlin Conservatory completando su formación con Gustav Leondhart en Ámsterdam. Su inconfundible estilo como clavecinista, su musicalidad y su don de la interpretación han sido ampliamente reconocidos así cómo su exótica, multidimensional e inflexible personalidad musical. Sempé continuó en Europa embarcado en su pionera reconsideración de la interpretación de la música entre 1500 y 1750, tanto de la conocida como de la menos escuchada.

Como solista, Sempé se ha centrado en el desarrollo de un excelente sentido del tacto idiomático del clavecín y una finísima afinación para lograr la variación en la sonoridad del instrumento. Ha tocado y grabado con los instrumentos más prestigiosos del mundo, construidos por Ruckers, Skowroneck, Kennedy y Sidey. Skip Sempé es particularmente conocido por sus interpretaciones de compositores franceses como Chambonnières, d’Anglebert, Forqueray, Louis y François Couperin y Rameau, por sus atrevidas e innovadoras versiones sobre Bach y Scarlatti y por sus interpretaciones con virginal de Byrd y sus contemporáneos. Ha ofrecido conciertos desde Seattle a Tokio, incluyendo recitales en Festivales de La Roque d’Antheron y Urbino, conciertos para el Cleveland Museum of Art y el Chateau de Versailles, impartiendo master clases en el Leipzig Bach Festival, el Berkeley Early Music Festival, Stanford University, Mc Gill University y la University of Montreal. Ofrece también concierto para dos y tres claves con Olivier Fortin y Pierre Hantaï. Es colaborador habitual del Centro de Musique de Versalles.

Notas al programa

Desde su fundación, Capriccio Stravagante ha reunido músicos cuyo virtuosismo y musicalidad son los más adecuados para la música de cámara. El presente programa destaca tres facetas diferentes de las especialidades del Trio Capriccio Stravagante. La primera parte demuestra el poder de la rica tradición de la “disminución” en el Renacimiento, cuando la mayoría de los instrumentos que ahora consideramos barrocos -como la flauta y la viola da gamba- estaban plenamente desarrollados. Estos nuevos instrumentos se convirtieron en una fuente de rica invención musical. Los compositores y los músicos exploraron las posibilidades de la escritura para tocar estos nuevos instrumentos con las variaciones de la disminución y de la variación así como con las fantasías, el ricercare, y otras formas musicales nuevamente creadas.

Las dos partes siguientes demuestran el apogeo de la escritura para la viola da gamba y flauta. Marin Marais (ca.1656-1728) estudió con Michel-Richard de Lalande y Sainte- Colombe antes de unirse a la Académie Royale en la década de 1670. Participó en el estreno de Atys de Lully; Lully le permitió convertirse en miembro de la música de cámara del rey en 1679. Entre 1686 y 1725, Marais publicó cinco volúmenes de pièces de viole que contenían un total de 39 suites o 596 piezas individuales, sin incluir su música instrumental inédita. Marais permaneció insuperable como gambista hasta Antoine Forqueray (1671-1745). Las piezas de este programa provienen del último libro de pièces de viole de Marais, publicado en 1725, sólo tres años antes de su muerte.

El programa cuenta con otra obra maestra del Alto Barroco: la sonata de Johann Sebastian Bach para flauta y bajo continuo, BWV 1035. Bach probablemente compuso la pieza durante una visita a Berlín, donde su hijo Carl Philipp Emanuel se había convertido recientemente en clavecinista del futuro Frederick el Grande. Se lo dedicó al valet del príncipe heredero, Michael Gabriel Fredersdorf, quien, como Federico, era flautista. Esta sonata está fuertemente influenciada por la música francesa e italiana de principios del siglo XVIII, característica de gran parte de las obras instrumentales de Bach escritas durante sus años de Leipzig, cuando escribió para el Collegium Musicum y actuó en el Café Zimmermann compaginándolo con sus deberes de cantor y director musical de la Thomaskirche.

Peñiscola - Sede ElectrónicaTurismo Peñiscola