La Dispersione

Día 3 de agosto, Castillo del Papa Luna, 22.30h

La Dispersione

Erika Escribá-Astaburuaga, soprano
Joan Baptista Boïls, dirección

No he de enmudecer. Arias de zarzuela barroca
Erika Escribá-Astaburuaga, soprano
Luis Osca P. y Josep Ribes, violines
José Manuel Navarro, viola
Leonardo Luckert, violoncelo
Juan Perfecto Osca, contrabajo
Anníbal Soriano, guitarra barroca
Ignasi Jordà, clavicémbalo
Luis Osca G. , percusión
Joan Baptista Boïls, director

Programa concierto

I
Antonio Martín y Coll (c. 1660-1734)
Canzion
Los Impossibles
Bailete italiano
Xácara
Antonio Literes (1673-1747)
Júpiter y Semele
No he de enmudecer - Adiós dueño hermoso (Recitado y aria)
Pues soy abejuela (Aria)
Ven dulcísimo bien (Aria)
Antonio Martín y Coll
Diferencias sobre la gayta
El villano
Canarios
Danza del hacha
Antonio Literes
Acis y Galatea
Monstruo en quien has obrado - Cielo ha de ser el mar (Recitado y aria)
Confiado jilguerillo - Si de rama en rama (Recitado y aria)
Acis dichoso - Si el triunfo que ama (Recitado y aria)
II
José de Nebra (1702-1768)
Vendado es amor, no es ciego
Ciegue, clame y suspire - ¿Quién fió de un mal sereno? (Recitado y aria)
¿Quién cielos? (Aria)
En amor pastorcillos (Seguidillas)
Antonio Martín y Coll
Discurso con ecos
Marizápalos
José de Nebra
Iphigenia en Tracia
Este, riscos incultos - Gozaba el pecho mío (Recitado y aria)

La Dispersione

La Dispersione nace en 1999 con la intención de interpretar el repertorio musical europeo de los siglos XVII y XVIII con criterios e instrumentos históricamente fundamentados.

La agrupación ha actuado festivales y auditorios como Daroca, Gijón, Vélez Blanco, Peñíscola, Calatayud, Hellín, Cartagena, Alicante, Bilbao, Tlemcen (Argelia), Palau de la Música de Valencia..., colaborando en sus programas intérpretes como Barry Sargent, Olivia Centurioni, Juan Carlos de Mulder, Fernando Paz, Roberto Gini, David Sagastume, Lluís Vilamajó, Manuel Vilas, Leonardo Luckert, José Hernández-Pastor, etc.

Ha publicado en el sello Enchiriadis tres discos, dos de música española titulados El mundo al revés, con tonadillas escénicas de Blas de Laserna interpretadas por la soprano Erika Escribá-Astaburuaga junto con diversos fragmentos de óperas de Martín y Soler, y Martín y Coll, con música instrumental en uso recopilada por este organista a principios del siglo XVIII. El tercero, Flauto a Napoli?, contiene diversos conciertos para flauta interpretados por David Antich como solista. Posteriormente crea su propio sello discográfico –dsp– y edita The Curtain, con composiciones de Purcell y Locke destinadas al teatro. El mundo al revés estuvo ilustrando la exposición Goya en Madrid en el Museo del Prado la temporada 2014-2015.

Sus actuaciones y grabaciones han ocasionado titulares y comentarios como “Daroca se luce”, "Daroca resplandeciente" (Heraldo de Aragón, 09/08/2009 y 05/08/2012), “Un buen reencuentro” (Levante, 31/05/2012) sobre la actuación en el Palau de la Música de Valencia, “Es uno de los mejores discos de música antigua que he escuchado” (José Luis Pérez de Arteaga en El ojo crítico de RNE, 01/04/2011) o “la interpretación de Antich y compañía alcanza el grado de excelencia” (Diverdi, febrero 2013) y "el trabajo de La Dispersione es de una delicadeza y precisión impecables" (Melómano, junio 2013) sobre el CD Flauto a Napoli?.

La Dispersione organiza desde 2003 el Curso de Música Antigua que se lleva a cabo en Guadassuar (Valencia), en el que participan más de un centenar de alumnos interesados por la interpretación histórica. Por las distintas secciones que comprende han pasado a impartir sus conocimientos profesores de reconocida trayectoria, como Jean-Pierre Canihac, Agostino Cirillo, Farran Sylvan James, Alexis Aguado, Eva Narejos, Francisco Rubio, Pedro Estevan, Maricarmen Gómez Muntané, Ángel Medina, J. Javier Goldáraz, Juan Carlos Asensio, Antonio Ezquerro…

Notas al programa

Antonio Literes (1673-1747) y José de Nebra (1702-1768) son considerados los dos principales representantes de la música escénica española del siglo XVIII. Oriundos de Artà (Mallorca) y Calatayud (Zaragoza) respectivamente, los dos desarrollaron su labor profesional en Madrid.

Ambos trabajan para la Real Capilla y a ambos se les encarga componer música nueva para el Real Alcázar después del incendio de 1734 que destruyó el archivo musical.

La música de Literes revela ya claramente la influencia de las tendencias italianizantes que empezaban a irrumpir en la música española. Feijóo en su Teatro crítico universal lo califica de “compositor de primer orden, y acaso el único que ha sabido juntar toda la majestad, y dulzura de la música antigua con el bullicio de la moderna”.

Acis y Galatea y El estrago en la fineza, o Júpiter y Semele, ambas con libreto de José de Cañizares, fueron estrenadas en 1708 y 1718 respectivamente. La primera fue escrita para celebrar el veinticinco cumpleaños de Felipe V y se representó seguramente en el teatro del Buen Retiro. Júpiter y Semele obtuvo un notable éxito tras su estreno en el Teatro de la Cruz, sus representaciones se mantuvieron durante dos semanas y se repuso en diversas ocasiones los años posteriores, incluso pudo verse en Lisboa y Barcelona.

A Nebra lo encontramos, en sus primeros años en Madrid como organista de las Descalzas Reales y músico de cámara en la casa del duque de Osuna. Existe un documento de 1722 perteneciente a esta casa en el que aparece el pago a “don Joseph de Nebra, mi musico de cámara” y a “don Antonio Literes, también músico de mi cámara”. Aquí es donde Nebra toma contacto con el estilo italiano y aquí es donde probablemente conoce a José de Cañizares, el dramaturgo más importante de la época y libretista a la postre de diversas composiciones suyas. En esta ciudad colabora con diferentes compañías teatrales, comprendiendo su dedicación a la música para la escena el período que va de 1723 a 1751, en un siglo XVIII, recordemos, con unas condiciones muy propicias para escena y con un público de muy diversas características.

Vendado es amor, no es ciego, con libreto de Cañizares se estrenó en agosto de 1744, representándose durante 16 noches. Prueba de su éxito son las reposiciones 1745 y 1751, –con modificaciones, como era habitual– teniendo en cuenta que lo que se prefería era música nueva.

Para obsequio a la deydad, nunca es culto la crueldad, y Iphigenia en Tracia, que es el título completo, fue estrenada en enero de 1747. El libreto es de Nicolás González Martínez y lleva una dedicatoria a la duquesa de Arcos, Maqueda y Nájera. La partitura no ha llegado completa a nuestros días.

Si Literes había abandonado en 1697 la producción religiosa para centrarse en la música para el teatro, Nebra, por el contrario, renuncia a ella a partir de 1751, coincidiendo con su nombramiento como vicemaestro de la Real Capilla, y solamente escribirá a partir de entonces música religiosa.

Las composiciones instrumentales que completan el presente programa son adaptaciones extraídas de Flores de Música, una recopilación en cuatro volúmenes de músicas –muchas de ellas anónimas– de finales del siglo XVII y principios XVIII, llevada a cabo por el franciscano tarraconense Antonio Martín y Coll (c. 1660-1734), organista en la basílica de San Francisco el Grande de Madrid.
Joan B. Boïls

Peñiscola - Sede ElectrónicaTurismo Peñiscola